La otra cara de la cúrcuma que no conocías

Raiz curcuma

Curcuma longa, todo lo que debes saber…

Cada vez son más las personas que conocen y utilizan los beneficios de la cúrcuma por sus interesantes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Un caso lo constituyen la gente que padece de osteoartritis y es que el consumo de cúrcuma puede producir grandes mejorías ya que reduce el dolor, mejora la movilidad articular y en consecuencia la calidad de vida de estos pacientes.

Lo que quizás hasta ahora era menos conocido eran los buenos resultados que está dando la suplementación con curcumina (principio activo de la cúrcuma) en el tratamiento de la depresión, y es que el consumo de este rizoma disminuye la citoquina inflamatoria interleuquina 1β, el factor de necrosis tumoral 1α e incrementa los niveles de factores neurotróficos cerebrales, lo que en su conjunto ayuda a superar esta enfermedad (conocida como la enfermedad del S.XXI) a las personas que sufren depresión.

Otro efecto positivo del consumo de curcumina y que puede estar ayudando también a la mejora de la sintomatología en estos pacientes, es la capacidad que tiene para aumentar la síntesis endógena (la que produce nuestro propio cuerpo) de DHA (omega-3 muy activo biológicamente) a partir de aceites vegetales ricos en omega-3 como el aceite de semillas de Lino. El DHA es un ácido graso de la familia omega-3 y que se obtiene en la alimentación, sobre todo, a partir de pescados azules como el salmón o las sardinas. Este ácido graso es muy importante para la salud de nuestro cerebro y su protección, y su deficiencia está asociada con patologías como la ansiedad. De esta manera, el consumo de cúrcuma, junto con aceites vegetales ricos en omega-3, puede aumentar la concentración de DHA en el cerebro y propiciar su buen funcionamiento. Esto es de crucial importancia para personas vegetarianas o alérgicas al pescado y que no pueden consumir DHA en las suficientes cantidades.

Para terminar, debemos saber que la única pega que tiene el consumo de cúrcuma por vía oral (como especia en la cocina), es su baja solubilidad que hace que se absorba en muy poca cantidad, esto se puede remediar haciendo una emulsión de la cúrcuma en aceite de oliva y añadiendo un poco de pimienta negra a la mezcla, de esta manera aumentamos su absorción en nuestro sistema digestivo y nos beneficiamos mucho más de sus propiedades.

Para todos aquellos que quieran aprovechar los beneficios para la salud de la cúrcuma o bien, tratar alguna de éstas enfermedades, lo mejor es suplementarse diariamente con alguno de los complementos alimenticios disponibles en el mercado. Si necesitas asesoramiento sobre los mejores productos elaborados con cúrcuma no dudes en preguntarnos.

  1. Wu, A., Noble, E. E., Tyagi, E., Ying, Z., Zhuang, Y., & Gomez-Pinilla, F. (2015). Curcumin boosts DHA in the brain: Implications for the prevention of anxiety disorders. Biochimica et Biophysica Acta (BBA)-Molecular Basis of Disease1852(5), 951-961.
  2. Al‐Karawi, D., Mamoori, A., Alem, D., & Tayyar, Y. (2016). The Role of Curcumin Administration in Patients with Major Depressive Disorder: Mini Meta‐Analysis of Clinical Trials. Phytotherapy Research30(2), 175-183.
  3. Yu, J. J., Pei, L. B., Zhang, Y., Wen, Z. Y., & Yang, J. L. (2015). Chronic supplementation of curcumin enhances the efficacy of antidepressants in major depressive disorder: a randomized, double-blind, placebo-controlled pilot study.Journal of clinical psychopharmacology35(4), 406-410.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *